miércoles, 12 de septiembre de 2012

Reflexionando con mi café

A veces pienso y le doy mil vueltas a mi cabeza, me encierro en mi cuarto y me pregunto el porque de tanta tristeza. Y no entiendo el porque de tanta queja, con todo lo que tenemos, y a veces pienso,

¿Por qué es tan difícil ser feliz? Ser feliz con un lápiz. 

A veces te miro y siento pena, observo tu soberbia y me das pena, lo cambiaria todo, me siento mal, repartiría felicidad y no monedas, te daría la vida y momentos de felicidad.

¿Por qué tanta tristeza? ¿Por qué tanta pobreza?
Cuando nadie me ve pienso y me siento culpable, solo pedimos y no compartimos. Solo deseamos y no ayudamos, solo soñamos y no observamos.

Puede ser que algún día todo cambie, y el pobre se convierte en rico, el rico en pobre, el banquero en dueño de un banco, y el dueño de un banco en banquero.
 
Escribo estas letras para llegar a ti, que tanto tienes y nada compartes, que solo piensas en ti y no en el que sufre, que solo piensas en hacer dinero, y no en la felicidad de tu pueblo.
No entiendo esta vida, mi corazón se enciende, entre tanta oscuridad, no enciendan las luces, seguiré sin ver la luz, solo la veré cuando vea que todos los rostros tristes me sonríen.
Cuando nadie me ve, me meto en tu piel, y siento lo que sientes, por eso pido que te observen. Puede ser o no ser, pero yo lo intente. Solo quiero que la gente piense, no me limito a escribir letras sin mas, también quiero hacerte soñar, no al que sueña, sino al que no tiene por lo que soñar.
Quiero hacerte desear, no al que tiene mujer y se va con otra, al que desea un hogar. Quiero llegar a tu corazón, porque cuando nadie me ve, me miro en ti y me siento mal. No se porque, No se como, No se cuando, Pero algún día, por algún lugar, la luz saldrá.

2 comentarios:

  1. Muy lindo poema, para aprender a dar y no ser egoista, encerrarse en uno mismo. Un reclamo de amor...saludos desde puertoarial(.)com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario Ricardo.

      Saludos.

      Eliminar